Estrés laboral, un padecimiento frecuente del mundo moderno

Estrés laboral, un padecimiento frecuente del mundo moderno

Vivimos en una sociedad que va a contrarreloj, donde el estrés y la ansiedad prevalecen en todo momento y en los últimos años, se ha producido un aumento de estas patologías mentales y se estima que el 14% de la población padecerá trastornos asociados con el estrés y un 30 % de personas necesitará apoyo psicológico y psiquiátrico. A este ritmo de vida se han incorporado las tecnologías, con lo cual han aparecido más problemas relacionados con ello como  adicciones a los móviles, internet o al juego online, etc. Lo que nos hacen más vulnerables ante estas enfermedades mentales.

Desde el punto de vista laboral, la sobrecarga de trabajo, la excesiva responsabilidad y, fundamentalmente, la sobrevaloración de las nociones de éxito llevan a la abrumación de los empleados que, sin darse cuenta, muchas veces comienzan a padecer estrés laboral. La Organización Mundial de la Salud describe al estrés laboral como aquel que afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabajan.

Específicamente en España, los cambios constantes y la inestabilidad a la que está sujeto el mercado laboral actual ya provocan que el 59% de los trabajadores en España sufra algún tipo de estrés en el trabajo. Esta es la principal conclusión que se desprende del estudio “Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés” presentado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

La incertidumbre y la inestabilidad laboral aparejada a la crisis también han venido a agravar esta situación. De hecho, cada vez son más los españoles que aseguran sentirse estresados y más de una cuarta parte de las bajas laborales están motivadas por el estrés, como pone de manifiesto la Asociación Española de Especialistas en Medicina de Trabajo.

La prueba de todo ello es que España también es el país con mayor porcentaje de accidentes laborales relacionados con el estrés físico y psicológico, según los datos de Eurostat -correspondientes a a primer trimestre del 2017-, en base a los cuales el 40% del total de accidentes laborales están relacionados con el estrés.

Actualmente han surgido los programas deMindfulness‘, que se han convertido en un recurso esencial para evitar que los trabajadores entren en modo burnout, anglicismo que en español vendría a significar el momento en el que un trabajador “está completamente quemado”.

‘Mindfulness’, que en nuestro idioma se traduce como “concentración de la atención y la conciencia”, es una forma de meditación que en el plano laboral ofrece beneficios demostrados para la salud de los empleados y tiene un impacto directo en la productividad y los beneficios de casi cualquier empresa.

Ante la necesidad de profesionales que den solución a este problema, el Instituto Español de Resiliencia (Centro de referencia global para la investigación y promoción de la Resiliencia en España y Latinoamérica) y la Fundación Humanae, apoyándose en la metodología de aprendizaje de CCC, han creado un completo curso formativo para la capacitación de Instructores de Mindfulness y Resiliencia. Con el objetivo de formar profesionales capaces de:

  • Detectar el estrés y sus consecuencias nocivas.
  • Mejorar la capacidad de rendimiento personal y profesional.
  • Practicar las técnicas de Mindfulness que mejoran la atención y la concentración para lograr una vida más consciente y equilibrada.
  • Estabilizar emocionalmente a las personas para que transformen el estrés en productividad.
  • Practicar hábitos de vida saludable que aportan energía y bienestar psicofísico.
  • Aportar las herramientas necesarias para descubrir la fortaleza interior.
  • Desarrollar la resiliencia para eliminar las consecuencias negativas del estrés.
  • Potenciar el crecimiento de las personas.

Una vez terminado el estudio y superados todos los ejercicios propuestos, obtendrás dos Diplomas como Instructor de Mindfulness y Resiliencia, el expedido por CCC y otro por el Instituto Español de Resiliencia y la Fundación Humanae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *