Funciones de un auxiliar de rehabilitación

Funciones de un auxiliar de rehabilitación

Un auxiliar de rehabilitación cuenta con cuatro funciones diferentes en su día a día: ayuda directa al fisioterapeuta, atención al cliente, limpieza del lugar de trabajo y tareas administrativas. A pesar de ello, la actividad más importante y que más destaca en un auxiliar de rehabilitación es ayudar al fisioterapeuta en la tarea de recuperación del paciente, tratando de ayudar en todo lo que necesiten los pacientes con falta de movilidad en alguna de las extremidades de su cuerpo.

Al mismo tiempo, los auxiliares también aplican los diferentes tratamientos que el fisioterapeuta les solicita como, por ejemplo, aplicar calor o frío a los clientes, utilizar el método de hidroterapia o realizar masajes.

Por otra parte, el auxiliar debe de preparar la sala donde se va a tratar al cliente; es decir, su objetivo es acondicionar la habitación y preparar todo el material que va a ser necesario para la rehabilitación. Con el masaje terminado, el auxiliar es el responsable de recoger el material y la sala en donde se le ha tratado al paciente.

El auxiliar también tiene la tarea de reservar citas para los clientes, redactar las tareas para que los pacientes puedan solicitar el medicamento en la farmacia, entre otras actividades administrativas.

A pesar de ello, todas estas actividades que lleva a cabo el auxiliar de rehabilitación deben de estar acompañadas por la empatía y la amabilidad, ya que es un trabajo en el que estás constantemente en contacto con el público.

Si quieres conocer más sobre este empleo y trabajar en este sector, visita el Curso de Auxiliar de Rehabilitación  de CCC y, ¡matrículate!

Fuente: CCC y Auxiliarfisioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *