Llama al 902202122

Tag Archives: Protección de ojos en verano

Cuidados de los ojos en verano

 

Imagen: saludalia

Imagen: saludalia

Muchas personas tienen asumida la idea de la protección de la piel frente a la radiación solar, pero no consciente de que también los ojos deben ser protegidos del exceso de radiación solar.

En verano, es fácil que sometamos los ojos a un exceso de radiación ultravioleta (rayos UV) que puede resultar nociva. La exposición a la luz solar directa durante más tiempo del estrictamente necesario puede ocasionar sequedad ocular e irritaciones, así como quemaduras en la córnea.

Los rayos ultravioleta de la radiación solar pueden dañar irreversiblemente la retina de los ojos y llegar a causar ceguera permanente; también pueden afectar a las partes anteriores de los ojos, causando cataratas, tumoraciones conjuntivales u otras patologías.

Y al igual que en el caso de la protección de la piel, es de especial importancia la protección de los ojos en los niños, ya que son mucho más sensibles que los adultos.

Las precauciones más importantes para proteger nuestros ojos de la radiación solar son:

  • Realizar un control anual con el especialista, o más frecuente si es necesario.
  • Nunca mirar directamente al sol con los ojos (ni siquiera con gafas de sol ni en días nublados).
  • Evitar largas exposiciones al sol, tanto en la playa como en las zonas de montaña o de interior.
  • Tener cuidado de que no entren cremas protectoras para la piel en el interior del ojo.
  • No tomar el sol mientras se llevan puestas lentes de contacto, o bien hacerlo habiéndose asegurado previamente de que son lentes con filtro para rayos UV de buena calidad. Aun así, en caso de tomar el sol, hacerlo siempre con los ojos cerrados, incluso si se llevan las gafas puestas.
  • Utilizar lentes de protección homologadas que bloqueen el 100% de los rayos UV, durante los días y las horas en que la luz solar sea intensa. Tanto si se trata de lentes correctoras como si son gafas de sol, deben tener filtro UV de calidad suficiente. Las gafas oscuras sin filtro o que presenten un filtro de mala calidad pueden ser incluso contraproducentes, ya que pueden hacer que el ojo presente una dilatación pupilar y sea más sensible a la radiación por una mayor entrada de rayos UV.