Llama al 902202122

Conócenos

Hola, te damos la bienvenida al Centro de Estudios CCC. Con 75 años de experiencia, somos el Centro de Estudios líder en formación a distancia en España. Leer Más»

Opiniones alumnos CCC

Estas son las opiniones de los alumnos de CCC Leer Más»

 

Las ondas al agua- Curso de Peluquería de CCC

Las hondas al agua fueron muy populares en las primeras décadas del siglo XX y en la actualidad se utilizan combinadas con otras técnicas, o para recrear un peinado de época.

Para realizar las ondas al agua, el cabello debe estar húmero y limpio. Lo único que se necesitan son los dedos y un peine, Así se consiguen no solo ondas suaves sino también ondas bien marcadas y delimitadas.

Es cuestión de darles una cierta orientación y dirección y así se podrán lograr peinados más o menos clásicos.

Las ondas al agua pueden hacerse sin pinzas o con ellas.

Sin pinzas: su realización es sencilla, se peina un mechón y se empuja hacia delante con el peine. Entre los dedos índice y medio se marca la cresta. Se va repitiendo esta operación a lo largo de pokie online todo el mechón y con los demás mechones hasta que hayamos terminado el marcado de hondas que hemos planificado. Después se cubre la cabeza con una redecilla y pasamos al secador.

Con pinzas: en el caso de que las queramos más marcadas. En este caso, trazaremos la onda y la sujetaremos colocando las pinzas en el canal. Luego pondremos más pinzas pero esta vez en las crestas con una cierta inclinación. Finalmente, quitaremos las pinzas centrales que habíamos colocado en los canales para evitar que el cabello quede aplastado o con marcas, pero dejaremos las pinzas que fijan las crestas. Cuando ya estén todas las ondas, cubriremos la cabeza con una redecilla y pasaremos al secador.

Información extraida del Curso de Peluquería de CCC

Solicita información del Curso de Técnico en Peluquería de CCC

Personal shopper, una profesión con demanda en tiempos de crisis

La figura del personal shopper, aunque ha sido una profesión asociada a personas con un alto nivel adquisitivo, con la crisis, se renueva y se perfila como un profesional que ayuda a encontrar los artículos más económicos y que mejor sientan a cada persona

Una de las profesiones que más se está poniendo de moda en España en los últimos años, tal y como destaca el Centro de estudios CCC, es la de Personal shopper.

Surgida en Nueva York para atender las necesidades de clientes exclusivos, hoy en día, se renueva y crece la demanda de sus servicios con la crisis. Si bien su esencia sigue siendo la misma: asesorar y seleccionar los productos que más se adecuen a los clientes, con la crisis, da un giro y se centra en buscar las mejores ofertas y descuentos sin dejar de lado esa esencia.

Salidas profesionales

Si bien contar con un asistente personal para las compras era considerado como un lujo, en la actualidad, se trata de una profesión con muchas salidas y vertientes profesionales y con una gran demanda dentro del sector de la moda, belleza y viajes.

Así, entre las posibles salidas de las que dispone el personal shopper se encuentran, por un lado, los hoteles. Muchas cadenas hoteleras están incluyendo en sus servicios esta figura para ayudar al visitante a detectar las mejores tiendas y productos que se adecuen al cliente.

Por otro lado, se encuentran las páginas de e-commerce de venta de moda. Muchas de ellas necesitan profesionales que creen “outfits” o looks con prendas que combinen bien entre sí. Asimismo, las firmas de moda demandan este tipo de profesionales en sus tiendas.

Se trata de profesionales que suelen percibir en torno a 80 o 100 euros por día y que se han adaptado a los nuevos tiempos, realizando jornadas con grupos.

Conocimientos

En cuanto a la formación necesaria para ser un profesional de este sector es primordial, en un primer lugar, poseer de un gran interés por el mundo de la moda y la belleza. Y, por otro lado, se requieren conocimientos de estética, morfología, análisis del color, maquillaje, peluquería, etc.

En definitiva, se precisa de una completa formación en el área de la belleza, imagen personal y estética.

“Sin duda alguna el campo de la imagen personal es algo que está de plena demanda en la actualidad. Cada día se solicitan más profesionales dentro de este ámbito, con lo que, es primordial contar con una formación completa para poder ejercer este tipo de profesión asociada a la imagen”, afirma Rosa Iglesias, Directora pedagógica de CCC.

The CCC Fashion School

Ante la demanda de este tipo de formación, relacionada con la belleza, la moda y la imagen personal, el Centro de estudios CCC inaugura una escuela de moda, con cursos a distancia y online de diseño de moda, costura y patronaje, corte y confección, asesoría de imagen o personal shopper.

Tras más de 70 años de historia, CCC crea, con una metodología renovada y con servicios online interactivos, THE CCC FASHION SCHOOL, que ofrece los conocimientos y las técnicas que un profesional cualificado en el mundo de la moda debe tener.

Más información en la Web de The CCC Fashion School

¿Qué es la seborrea? Causas internas y externas. Curso de Técnico en Peluquería

“La seborrea es una hipersecreción de las glándulas sebáceas, que engrasa en exceso el cabello y el cuero cabelludo”

Cuando hay un exceso de grasa se forma un pequeño obstáculo en forma de costra que afecta a la salida normal del cabello.

Puede presentarse conjuntamente con dermatitis seborreica del cuero cabelludo, en la que hay un profeso inflamatorio con la fina descamación de aspecto ceroso.

Los cabellos engrasados por esta secreción sebácea su vuelven brillantes, pegadizos, pesados, difíciles de peinas y acumulan suciedad fácilmente. La sensación de picor suele ser desagradable.

¿Cuáles son las causas?

Causas internas

  • Factores hormonales (como la testosterona)
  • Desequilibrios del sistema nervisos
  • Dieta desequilibrada (alimentación demasiado rica en lípidos e hidratos de carbono)
  • Determinados tratamientos farmacológicos (antibióticos, diuréticos, …)

Causas externas

  • Champús excesivamente desengrasantes.
  • Manipulaciones enérgicas
  • Contaminación y polución ambiental.

Fuente: Curso de Técnico en Peluquería de CCC.

Solicita información sobre el Curso de Peluquería de CCC

Supera las preguntas más espinosas en una entrevista de trabajo

Ponemos a tu disposición una guía para preparar bien una entrevista de trabajo e intentar conseguir el puesto al que aspiras. En cada artículo podrás leer la trampa que se esconde tras la pregunta y conocer la mejor respuesta que dar con variantes, ejemplos y consejos incluidos. Para averiguar cómo contestar, sólo tienes que clicar en cada una de las 64 preguntas que se muestran a continuación:

“Hábleme de usted”: La pregunta tiene miga, cuidado con lo que dices. De tu respuesta depende que pases a la siguiente prueba o que quedes descalificado casi antes de empezar. Conoce la intención que esconde y la contestación más adecuada.

“¿Cuáles son sus puntos fuertes?”: Parece sencillo, ¿verdad? Pues no lo es tanto. Puedes pecar de excesiva modestia o, peor aún, pasarte de prepotente. El secreto está en un equilibrio calculado y preparado…

“¿Cuáles son sus puntos débiles?”: Ay… vaya pregunta comprometida. ¿Cómo contestar de una manera creíble sin echarse tierra encima? Es más fácil de lo que crees. Si quieres averiguar cómo, sigue leyendo.

“Dígame algo de lo que se sienta un poco avergonzado”: Caramba con la preguntita. ¿Le contesto?, ¿no le contesto? Es el momento de hacer acopio de toda tu resolución y diplomacia. Manual de instrucciones para salir indemne de la prueba.

“¿Por qué va a dejar (o dejó) su anterior empleo?”: “Pues… Mmmm…” ¡Ni se te ocurra titubear! Esta respuesta la tienes que llevar perfectamente preparada.

La “táctica del silencio”: Terminas de hablar y entonces se produce una incómoda pausa más larga de lo normal. “¿Habré dicho algo que no debía?, ¿debo seguir hablando”, te preguntas. Qué hacer en una situación así.

“¿Y por qué debería contratarle?”: “Pues si no lo sabe usted…”, te dan ganas de contestar. Pero tienes claro que si se te ocurre dar esa respuesta, adiós trabajo. Entonces, ¿cuál es la contestación adecuada?

“¿No cree que tiene una cualificación excesiva para este puesto?”: “Ya empezamos”, te dices para tus adentros. No permitas que este pensamiento altere la expresión de tu rostro. Respira hondo y disponte a dar una buena respuesta.

“¿Dónde se imagina usted dentro de cinco años?”: Si la primera respuesta que se te pasa por la cabeza es:”muy lejos de aquí”, ¡no la des! Si lo que quieres es conseguir el puesto, será mucho mejor que cuentes hasta diez y te dispongas a dar una respuesta convincente.

“Describa su empresa y su trabajo ideal”: No te quedes en blanco, sería una falta grave de imaginación y de aspiraciones profesionales. Pero una descripción inadecuada también podría jugarte una mala pasada. ¿Entonces? Encuentra la respuesta justa aquí.
“¿Por qué quiere trabajar en nuestra empresa?”: Una pregunta-trampa para ver si te has molestado en conocer la empresa a la que pretendes entrar. Llévate la lección bien aprendida si no quieres dar un patinazo.

“¿Cuáles son sus perspectivas laborales?”: Rara es la entrevista en la que no sale a relucir esta pregunta. Si de verdad te interesa el trabajo, no improvises la respuesta.

“¿Por qué lleva tanto tiempo sin trabajar?”: No te dejes intimidar por este golpe bajo y trata de dar una respuesta capaz de cambiar los términos, transformando en positivo un aspecto inicialmente negativo.

“Dígame sinceramente cuáles son los puntos positivos y negativos de su empresa”: Esta es, claramente, una pregunta para poner a prueba tu lealtad. ¿Cómo dar una contestación satisfactoria sin traicionar a nadie y, además, sin perjudicarte a ti mismo?

“¿Qué libros ha leído últimamente?”: Aunque te parezca algo rara, esta pregunta también “puede caer” en una entrevista de trabajo. No dejes nada al azar. Te contamos cómo puedes dar una respuesta sin faltar a la verdad.

“Dígame cómo reacciona cuando recibe críticas por su trabajo”: Descubre qué intención esconde realmente esta pregunta y cómo puedes superarla sin perder la tranquilidad.

“¿Qué otras cosas le interesan en la vida?”: Muchos intereses pueden indicar un bajo grado de implicación en el trabajo; pocos, tampoco aportan una visión demasiado positiva. ¿Cómo acertar en la respuesta?

La pregunta “mortal” (señalar aquello de lo que careces): Te han tocado donde más te duele… aun así no pierdas el control. Si respondes bien, puedes ganar muchos puntos. Y siempre hay una manera de hacerlo.

“¿Cómo se siente respondiendo ante alguien más joven?” (mujer, minoría, etc.): Parece mentira, pero a veces aún se siguen haciendo este tipo de preguntas. De modo que debes prepararte para dar una respuesta satisfactoria… sin ofender ninguna sensibilidad.

Revelar información confidencial sobre tu anterior empresa: Esto sí que es ponerte entre la espada y la pared. Tendrás que utilizar toda tu habilidad para superar esta prueba sin parecer desleal. Descubre cómo.

“¿Mentiría por su empresa?”: Con esta pregunta la empresa intenta medir el grado el grado de lealtad y de implicación personal en un proyecto. ¿Cuál puede ser la respuesta más acertada en un caso tan comprometido?

“Si mira hacia atrás, ¿qué cambiaría de su vida?”: Difícil cuestión que apunta, directamente, a tus errores del pasado. Tu habilidad consiste en ofrecer una respuesta convincente evitando dar, al mismo tiempo, una visión negativa de ti mismo/a.

“¿Cree que podría haberlo hecho mejor en su anterior empleo?”: A veces esta pregunta-trampa se camufla formulándola en un ambiente distendido y tras haber respondido bien a otras cuestiones aparentemente más complicadas. No bajes la guardia, te puedes estar jugando el puesto.

“¿Cómo se encuentra trabajando bajo presión?”: Ninguna pregunta es inocente y esta tampoco lo es. No confíes en su aparente sencillez y ten preparada una respuesta que te haga sumar puntos.

“¿Cuáles son aquellas cosas que más pueden irritarle?”: Para responder satisfactoriamente a esta pregunta tendrás que medir muy bien tus palabras, buscando una respuesta que muestre una personalidad equilibrada y ecuánime.

“¿Por qué no tiene unos ingresos más altos a esta altura de su carrera?”: Tiran a matar. A pesar de ello, es importante que mantengas la serenidad. Si llevas preparada una respuesta convincente, conseguirás superar la prueba.

“Hábleme de alguien que haya sido para usted un ejemplo y dígame en qué le ha influido”: Si te pilla con los “deberes” sin hacer, una petición como esta te puede dejar en blanco. Por el contrario, una respuesta adecuada mostrará cuáles son aquellos valores que puedes aportar.

“¿Cuál ha sido la decisión más difícil que ha tenido que tomar?”: Las peores respuestas suelen darse en aquellas preguntas que parecen poco relevantes. Esta es una de ellas, así que llévatela pensada y ensayada (ante alguien, ante el espejo…) de antemano.

“¿Cuál ha sido el trabajo más aburrido que ha tenido?”: “¿Y ahora qué cuento yo?”, te preguntas con cierta perplejidad. Mucho cuidado. Aquí tienes que darle la vuelta a la pregunta y sorprenderles con una respuesta positiva.

“¿Ha faltado durante más de un par de días en alguno de sus anteriores trabajos?”: La intención que hay detrás de esta pregunta es la de averiguar si en el futuro pueden tener contigo problemas de absentismo laboral. Descubre cómo puedes dar una buena respuesta sin faltar a la verdad.

“¿Qué cambios propondría si se uniera a nosotros?”: No te dejes llevar por el entusiasmo y piensa bien lo que dices, porque estás pisando terreno resbaladizo. Esta pregunta exige mucha cautela por tu parte.

“Es una lástima que esté un poco por debajo del nivel de experiencia que requiere el puesto”: No te preocupes si oyes esto: con una buena respuesta, el puesto puede ser tuyo. Tendrás que convencerles de que suples con creces tu falta de experiencia.

“¿Estaría dispuesto a trabajar noches y fines de semana?”: Eso dependerá del estilo de vida que quieras llevar… tanto si eres una persona equilibrada como adicta al trabajo, aquí encontrarás la mejor respuesta.

“¿Está dispuesto a viajar y/o trasladarse de ciudad?”: Es una decisión que tienes que meditar bien. Si no quieres perder la oportunidad de conseguir este trabajo, te recomendamos la siguiente estrategia.

“¿Ha despedido a gente alguna vez?, ¿tiene alguna reserva al respecto?”: Ten cuidado con esta pregunta, porque puede tener un efecto boomerang. Sigue leyendo y construye un discurso sensato y razonado.

“¿Por qué ha tenido tantos trabajos?”: No eres un inadaptado, tú lo sabes, pero para dar una respuesta convincente tienes que dar tus mejores argumentos. Aquí encontrarás la manera de hacerlo.

“¿Cuál cree que debe ser el papel de un/a buen/a…?” (Y aquí el puesto al que aspiras): Esta es una pregunta para comprobar si tienes claro dónde está tu puesto y cuáles son tus funciones. Descubre las claves para responder satisfactoriamente.

“¿Qué diría usted si su jefe propone una idea que para él es fantástica pero que, según su opinión, es mala?”: Menudo trago… si le das la razón, mal; si no se la das, peor… ¿cómo acertar? Te proponemos una manera diplomática de afrontarlo.

“¿Cómo podría haber mejorado usted su trayectoria profesional?”: “Ya quisiera saberlo yo”, puedes pensar ante semejante pregunta. Naturalmente, no se te ocurre dar una respuesta así, pero entonces, ¿cuál sería la contestación adecuada?

“¿Qué haría si ve que un compañero de trabajo sistemáticamente no cumple con su obligación, perjudicando con ello al resto del equipo?”: Ante una pregunta semejante, que intenta averiguar cómo te desenvuelves en este tipo de conflictos, debes guiarte por tu sentido común para dar una respuesta inteligente.

“¿No le será difícil cambiar después de tanto tiempo en una empresa?”: Tendrás que demostrar que eres una persona dinámica, adaptable y con afán de superación, pero deberás hacerlo de forma convincente. Tu respuesta consistirá en disipar toda duda. ¿Cómo?

“¿Puedo contactar con su actual empresa para pedir referencias?: Esta pregunta puede meterte en un problema si no la gestionas bien. Claro que pueden, pero… sigue leyendo para ver cómo debes plantear tus posibles recelos.

“Ponga algún ejemplo de su… (creatividad, etc.)”: Para no dudar, lleva una respuesta bien preparada. El secreto del éxito es saber hablar de ti mismo/a resaltando los aspectos positivos sin resultar petulante.

“¿En qué aspectos cree que puede mejorar?”: ¡Vaya una pregunta! Casi siempre se puede mejorar en casi todo… sin embargo te ves en la obligación de dar una respuesta precisa.

“¿Qué cosas le preocupan?”: Recuerda que no estás en la consulta de un psicólogo. Para que cuando te hagan esta pregunta no te sientas como un paciente, te damos un ejemplo de respuesta.

“¿Cuántas horas por semana trabaja habitualmente?”: ¡Cuidado! Con esta pregunta te puedes pillar los dedos. No debes dar una cifra demasiado baja, pero tampoco excesiva. ¿Cuál, entonces?

“¿Qué es lo más difícil de ser… (el puesto que estés buscando)?”: ¿Difícil? El desafío consiste en demostrar que a ti las cosas difíciles se te dan bien… y en redefinir la palabra “difícil”.

El problema “hipotético”: Una pregunta de esta naturaleza te puede meter en un callejón sin salida. No dejes de leer las “instrucciones” para responder con éxito a este arriesgado planteamiento.

“¿Cuál ha sido el mayor desafío al que ha tenido que hacer frente?: No debes viajar al pasado lejano para responder a esta pregunta. Piensa en un hecho lo más reciente posible y prepara un buen relato.

“¿Ha pensado alguna vez en montar su propia empresa?”: Controla tus impulsos y tus sueños al respecto. Averigua cómo debes proceder para que tus palabras no describan un cuadro de blancos y negros.

“¿Cuáles son sus metas en la vida?”: Saca la brújula y mira al norte. Necesitarás fijarte una meta y, si no la tienes, deberás construírtela. Descubre cómo.

“¿Qué cosas son importantes para usted a la hora de contratar a alguien?”: Puede que sufras vértigo, tartamudees y te quedes en blanco al intentar contestar a esta pregunta. Para que no te pasen estas cosas, sigue nuestras indicaciones.

“Véndame esta grapadora”: Vas a tener que echar mano de tus mejores dotes interpretativas. Atiende a esta clase magistral de cómo venderle la grapadora al entrevistador.

“¿Cuánto le gustaría ganar?”: Entramos en el terreno de la negociación. Para dar una respuesta ventajosa, sigue las cinco reglas de oro que te mencionamos a continuación.

La pregunta discriminatoria (edad, estado civil…): Aunque te moleste, intenta llegar a buen puerto con este tipo de preguntas. Existe una manera relativamente sencilla de hacerlo.

La pregunta discriminatoria… oculta: Es decir, aquello que se piensa pero no se dice. Sutil y peligroso. Tendrás que ser muy listo/a y dar una respuesta satisfactoria sin demostrar que te das por aludido/a.

“¿Qué fue lo más difícil de su anterior trabajo?”: ¡Atención! Si no utilizas toda tu astucia puedes cavarte tu propia tumba…. Averigua qué hay detrás de esta pregunta y cómo acertar con la respuesta.

“¿Qué es para usted el éxito y cómo se mide a sí mismo, según su propia escala?”: No es hora de hablar sobre quiénes somos, de dónde venimos, y a dónde vamos. Contestar a esta pregunta es mucho más fácil de lo que parece en un principio…

Una pregunta de opinión: Entramos en zona de peligro: la ley del aborto, los nacionalismos… Te mostramos la táctica que debes seguir para salir bien de esta situación.

“Si ganara el Euromillón, ¿seguiría trabajando?”: Es importante meditar la respuesta y no decir lo primero que se te venga a la cabeza. Entre el “sí” y el “no”caben muchos matices, y tú debes manejarlos con habilidad.

“¿Su último puesto ha sido su mejor trabajo?”: La línea que separa el triunfo del fracaso es aquí muy fina. Deberás matizar bien tus palabras. Para que te desenvuelvas sin problemas, te damos la respuesta correcta.

“¿Por qué cree que debo contratar a alguien de fuera en lugar de hacer una promoción interna?”: Puedes sentir desasosiego ante una pregunta semejante, pero en realidad te están poniendo la respuesta en bandeja. Descubre cómo puedes ganar puntos con ella.

“Dígame algo negativo que haya oído sobre esta empresa”: Si esta pregunta te la tomas al pie de la letra, te puedes pillar los dedos. Descubre su verdadera intención y aprende a sortearla.

“En una escala del uno a diez, califíqueme como entrevistador”: “¡Oh, cielos!”, piensas para ti. Procura que no se te note en la cara. Mantén la naturalidad y sigue estos consejos para superar -con un diez- esta delicada prueba.

(Traducción: Gracy Hunter; Adaptación: Viviana Hunter; Fuente: DEVFYI – Developer Resource FYI.)

Fuente: aprendelo.com / orientadorespalencia.wordpress.com

El Departamento de salidas profesionales de CCC te dará otros consejos laborales para preparar tu curriculum, acceder a una entrevista de trabajo, o preparar una carta de presentación.

La inserci

La crisis devuelve a los jóvenes a las aulas, y la alta inserción laboral de la FP, que se sitúa en un 70%, hace que sus alumnos superen a los que acceden a la universidad.

En el País Vasco, por ejemplo, más de la mitad de los alumnos elige ya la Formación Profesional, el 55%, según los datos recogidos por el Gobierno autónomo.

Los responsables de este sector educativo alertan, además, de que hacen falta más alumnos -y principalmente chicas- en los ciclos medios industriales, una recomendación que ha hecho Europa al País Vasco. Son profesiones relacionadas con la mecánica, la electricidad y la electrónica, entre otras, que van a reclamar las empresas cuando remonte la economía y llegue el relevo generacional a la industria.

El presidente de Hetel, que agrupa a 20 centros en los que estudian 20.000 alumnos entre la FP inicial y continua, alertó de que es imprescindible atraer alumnos a los ciclos medios -a los que se accede tras la obtención del Graduado en ESO-, de electricidad, electrónica, mecánica… en sintonía con los planteamientos europeos que avisan de que a medio plazo las empresas van a precisar cada vez más personas con esa cualificación por razones de relevo profesional.

Prepárate con CCC y obtén el Título de Formación Profesional que necesitas para trabajar.