Llama al 902202122

Archivo por categoría: Cocina

Dieta depurativa para finalizar el verano

shutterstock_174782270

El verano va llegando a su fin y, aunque el cuerpo se desintoxica de forma natural, algunas personas sienten la necesidad de comenzar con una alimentación saludable.

Por eso, una buena forma de ayudar al cuerpo a eliminar esas toxinas es proporcionándole los nutrientes adecuados. Te proponemos diez alimentos depurativos:

  • Alcachofa. Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos.
  • Jengibre. Utilizada para facilitar digestiones pesadas y mejorar el sistema cardiovascular.
  • Limón. Proporciona múltiples beneficios para la salud, como reforzar las defensas del organismo ante posibles enfermedades.
  • Cúrcuma. Facilita el flujo de bilis y la descomposición de las grasas.
  • Manzana. Ayuda a mantenerse hidratado y a prevenir enfermedades como el cáncer o la diabetes.
  • Pepino. Favorece la hidratación y la eliminación de toxinas.
  • Remolacha.  Estimula el hígado, los riñones, la vesícula biliar y el sistema linfático.
  • Apio. Tonifica y limpia el estómago y el hígado. También regula los niveles de azúcar en sangre.
  • Perejil. Es perfecto para aderezar cualquier comida.
  • Aguacate.  Reduce el riesgo de enfermedad coronaria, promueve el sistema inmunológico y disminuye los niveles de azúcar.

Si te ha parecido interesante y  te gustaría ser Dietista profesional, CCC te prepara con el  Curso de CCC de Técnico en Dietética y Nutrición  para dedicarte  a la profesión que siempre has soñado.

Fuente: Yodona

 

Alimentos prohibidos para un celíaco

shutterstock_119788747

La enfermedad celíaca  es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada y centeno que se caracteriza por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de micronutrientes.

Cuidados que debe tener un celíaco a la hora de preparar la comida:

Al comer en un restaurante

Hay que consultar siempre al camarero los ingredientes que lleva cada plato, los detalles del proceso de elaboración y el método de cocinado. Estos son, por ejemplo, algunos aspectos que debemos confirmar siempre antes de pedir en un restaurante:

La tortilla de patata no puede llevar levadura.

Las patatas fritas no se han cocinado en la misma freidora que las croquetas o las empanadillas.

Las salsas no se han ligado con harina.

Los purés o cremas de verduras no llevan picatostes de pan frito.

Las legumbres no llevan embutido (no sirve retirarlo después porque el gluten puede quedar en la salsa).

Al cocinar en casa

Evitar cocinar alimentos sin gluten en aceites donde, previamente, se hayan frito productos que sí lo contienen.

Utilizar copos de puré de patata para rebozar, empanar o espesar salsas.

Para evitar una contaminación cruzada, los alimentos libres de gluten no deben entrar en contacto con ingredientes que sí lo contengan. El pan sin gluten debe ser tostado en una tostadora diferente a la del pan con gluten.

Condimentos untables, no deben contaminarse con cuchillos o cucharillas que contengan restos de otros productos con gluten.

Si te ha parecido interesante y  te gustaría ser Dietista profesional, CCC te prepara con el  Curso de CCC de Técnico en Dietética y Nutrición  para dedicarte  a la profesión que siempre has soñado.

 

Tipos de lechugas y sus propiedades

Aunque se dice que hay más de 100 variedades de lechuga en el mundo, hemos seleccionado 10, que podemos encontrar en cualquier mercado en distintas épocas del año, y que darán gran variedad a nuestras ensaladas.

Romana: También llamada española o “oreja de burro”. Es una variedad alargada, sus hojas se agrupan de forma poco apretada alrededor de un tronco ancho. Esta lechuga es la típica y económica en nuestro país. Esta variedad, cuando está cultivada al aire libre, es la más nutritiva de todas y por su tolerancia a las temperaturas la podemos encontrar en todas las estaciones del año, aunque en verano alcanza su esplendor.

Iceberg: Su forma es redonda y sus hojas muy prietas, con forma de repollo. Es apreciada por su textura crujiente y su sabor suave y acuoso, que la hace ideal para sandwiches y ensaladas crujientes. En contrapartida esta variedad de lechuga es la menos nutritiva de todas.

Trocadero: También conocida como “francesa”. Es apreciada por sus hojas tiernas y su delicado sabor. Su temporada es la primavera.

Hoja de Roble: Es reconocible por sus hojas onduladas y sus tonalidades que van del verde al morado. Aporta un bonito colorido y un sabor ligeramente dulzón, además de una textura suave y crujiente. Es perfecta para combinar con otras lechugas y con vinagretas ligeras. Su mejor momento es el final de la primavera y el verano.

Lollo Rosso: Esta lechuga de origen italiano presenta un intenso color rojo y unas hojas muy rizadas, resulta muy atractiva en el plato. Se caracteriza también por su sabor amargo. Esta variedad es muy recomendable para aquellos que tengan digestiones lentas y pesadas. Su mejor época son los meses posteriores al verano.

Radiccio: También conocida como achicoria roja, es una lechuga italiana de hojas rojas y un poco amargas. También es muy valorada por sus propiedades digestivas. Se cultiva todo el año, aunque su mejor época es la primavera y el otoño.

Escarola: Tiene un sabor picante y ligeramente amargo.  La escarola no es estrictamente lechuga y es muy habitual en las dietas de adelgazamiento porque retiene menos líquidos que la lechuga. La escarola ofrece su mayor esplendor en invierno.

Endivia: Posee un tipo de hoja tersa, dura y blanca con un sabor característico, dulce con un fondo amargo. Su mejor época es el el otoño y la primavera.

Canónigo: Estas pequeñas hojitas son una gran fuente de hierro. Su temporada empieza en otoño y termina en primavera.

Rúcula: Combina muy bien con otras lechugas y en otros platos, más allá de la ensalada. Su temporada va de primavera a verano. El sector hostelero es uno de los que mayor demanda de profesionales tiene. Las ofertas de trabajo son continuas, pero cada vez es más valorada la calificación de los trabajadores. Desde el Centro de Estudios de CCC os ofrecemos los siguientes cursos a distancia que te permiten elegir una formación a tu medida:

¿Te gusta la cocina? Pues ahora puedes dedicarte a ello formándote con estos Cursos de Cocina del Centro de Estudios de CCC. Si quieres aprender a cocinar con el fin de profesionalizarte como chef, jefe de cocina o cocinero, estos cursos de técnico en cocina y gastronomía te da la oportunidad de capacitarte y certificarte mediante una formación a distancia de calidad y siempre con la guía y el acompañamiento de un tutor.

diferentes tipos de lechuga

Fuente: Macro

 

Platos típicos españoles

 

tortilla de patata

Imagen: elabrelatas

Los expertos en el arte de cocinar están de acuerdo en que los programas de televisión sobre gastronomía han despertado entre los españoles el gusto por la cocina.

España tiene una gastronomía extensa, variada y sabrosa. A continuación te detallamos los platos más típicos que han ido pasando de generación en generación creando un gran legado:

  •  La tortilla de patatas.  Actualmente es uno de los platos que todos los españoles llevan en sus genes y puede degustarse en cualquiera de las ciudades del país, desde Cádiz hasta San Sebastián.
  • El Gazpacho andaluz.  Esta receta cuyos principales ingredientes son el tomate, el pepino, la cebolla, el aceite de oliva, el ajo y un poco de pan, resulta indispensable en los días de calor más intenso y se puede describir como una sopa fría. Suele presentarse acompañado de pequeños trozos de pan frito, pepino o pimiento rojo.
  • Paella valenciana. La paella ha ido evolucionando y es típico encontrar mezclados junto con el arroz   elementos de montaña, caza o complementos típicos del mar.
  • Chicharro al chacolí del País Vasco. En el País Vasco se utiliza para cocinar un tipo de vino blanco que se llama chacolí y muchas de las recetas de esta región se bañan en Chacolí. Otro elemento típico de esta gastronomía es el Chicarro que es un tipo de pescado azul que se puede preparar  junto con tomate, cebolla, zanahoria, puerro, ajo, aceite y por supuesto un vasito de Chacolí.
  • Las Migas de Teruel.  Este `plato consiste en trocear pan y dejarlo remojar en agua y sal durante un día y después freírlo con aceite y ajo, dándole vueltas continuamente para evitar que se pegue a la sartén. Suele acompañarse con trozos de pernil, chorizo, o incluso racimos de uvas.
  • Escalibada de Cataluña. Los ingredientes básicos son el pimiento rojo y la berenjena. Se ponen al horno con el grill encendido hasta que la piel queda negra. En ese momento se tapan con un plato hasta que se enfríe. Entonces se procede a pelar las verduras y a cortarlas en tiras para su presentación. Se puede acompañar sobre una tostada de pan untada en tomate, aceite y sal, con anchoas y cebolla.
  •  El cocido madrileño. En este plato completo se mezclan un sinfín de ingredientes: garbanzos, carne gelatinosa, media gallina, chorizo, morcilla, un pie salado de cerdo, una pelota (de carne picada, miga de pan, 1 huevo y especias), una col, cebolla, repollo, judías verdes, arroz, tocino, jamón, aceite y ajo.
  • Tarta de Santiago. Este postre tradicional se realiza a base de harina, mantequilla, almendras, azúcar, huevos y limón de lo que resulta una especie de bizcocho de característico sabor almendrado.

El sector hostelero es uno de los que mayor demanda de profesionales tiene. Las ofertas de trabajo son continuas, pero cada vez es más valorada la calificación de los trabajadores. Desde el Centro de Estudios de CCC os ofrecemos los siguientes cursos a distancia que te permiten elegir una formación a tu medida:

¿Te gusta la cocina? Pues ahora puedes dedicarte a ello formándote con estos Cursos de Cocina del Centro de Estudios de CCC. Si quieres aprender a cocinar con el fin de profesionalizarte como chef, jefe de cocina o cocinero, estos cursos de técnico en cocina y gastronomía te da la oportunidad de capacitarte y certificarte mediante una formación a distancia de calidad y siempre con la guía y el acompañamiento de un tutor.

 
 

Cómo elegir el vino adecuado para cada comida

 

shutterstock_153209183

  • Vinos espumosos. Los vinos espumosos son excelentes para acompañar aperitivos a base de mariscos. También van muy bien con croquetas, empanadas, aceitunas y frutas frescas. Hay que servirlos y fríos y manteniendo la botella sobre hielo.
  • Vinos blancos. Los vinos blancos se reservan para los pescados, los mariscos y el pollo. También son excelentes para acompañar pasta, arroces, ceviches y vegetales.  Al igual que los vinos espumosos, es importante servirlos fríos y mantenerlos sobre hielo.
  • Vinos rojos. Lo más importante a la hora de escoger un vino rojo es conocer la diferencia entre los vinos “livianos” y aquellos con más “cuerpo”. Por ejemplo, el pinot noir es un vino rojo con una textura más liviana que la de un merlot. Esto lo hace ideal para acompañar pollo, salmón, pastas y vegetales a la parrilla. Los vinos con más cuerpo como el cabernet sauvignon van muy bien con jamón, churrasco y cordero. Dos vinos excelentes que podrías combinar con un sinnúmero de comidas y quesos son el carmenère y el malbec.
  • Vino rosado. El vino rosado es ideal para  acompañar comidas al aire libre generalmente  durante las épocas más calientes del año. Va muy bien con pastas, ensaladas, carnes, empanadas, tacos y pescado.  Siempre lo debes de servir frío.
  • Vinos para después de la cena. Estos vinos son más viscosos que los vinos regulares y se sirven en pequeñas cantidades. Aunque complementan muy bien los postres también son excelentes por sí solos. La dulzura del jerez, por ejemplo, también es un buen complemento al salado del jamón y las aceitunas.

 

Estos y más consejos son los que te darán nuestros profesores de CCC del  Curso de Especialista en vino.