Llama al 902202122

Archivo por categoría: Animales

¿Cómo se deben limpiar los oídos a un perro?

Todos aquellos perros que tengan orejas caídas, son más propensos a tener problemas de inflamaciones e infecciones de oído.

Un control y limpieza semanal para todos los perros, cuando no existen problemas, sería lo ideal. Si por el contrario hay otitis (inflamación del oído), es necesario limpiar el canal auditivo varias veces al día, y aplicar el antibiótico o antiinfamatorio adecuado.

¿Cómo se deben limpiar los oídos?

  • Sujetar con una mano firme la cabeza, y con el dedo pulgar levantar y apoyar la oreja sobre la cabeza.
  • Aplicar por el interior del pabellón auricular, polvos de ácido bórico para absorber la hmedad y aumentar la adherencia.
  • Arrancar el pelo interior, con los dedos, pinzas hemostáticas o pinzas de Plucking.
  • Aplicar unas gotas de agua oxigenada, y masajear la base de la oreja durante un minuto. Provocar la sacudida de la cabeza  del perro o centrifugado.
  • Con una gasa, limpiar todos los pliegues interiores con las pinzas llegando hasta un centímetro por dentro del canal auditivo (razas medianas).
  • Aplicar la pomada o gotas antibióticas o antiinflamatorias, en caso de otitis.

Fuente: Contenido del curso de Peluquería y Estética Canina de CCC

Cómo peinar a un pastor alemán

 

En este vídeo, os mostramos cómo debéis de peinar a un pastor alemán, y a los perros de pelo corto en general. Es muy importante cepillar muy a menudo a los perros debido a que en la actualidad los perros mudan durante todo el año.

Fuente: Contenido del curso de Peluquería y Estética Canina de CCC

Elegir el nombre del perro

Es importante dar un nombre al cachorro antes de empezar su adiestramiento. El perro debe familiarizarse con su nombre para que no le quede ninguna duda cuando escuche una orden precedida de “Tom”, “Max” , “Bob” … de que nos estamos refieriendo a él.

Es preferible evitar los nombres que tengan muchas sílabas, por muy bonitos que sean, también deberíamos utilizar nombres fáciles de pronunciar y que el perro pueda reconocer sin problemas. Deberíamos usar el nombre escogido siempre que nos dirijamos al perro, por ejemplo: “buen chico, Tom”.

En ocasiones, hay gente que tiende a pensar orgullosamente que su perro entiende todo lo que dice, en realidad, los perros no entienden el significado de las palabras, pero asocian sonidos con acciones, por lo tanto, cuando a un perro se le dice, por ejemplo, que venga ponerse la correa, que venga a comer, o que se vaya a dormir, pronto asocia la palabra en la que se pone mayor énfasis con una cción o actividad.

Fuente: Contenido del curso de Psicología, Educación y Adiestramiento de Perros

¿Cada cuanto tiempo hay que bañar a un perro?

La frecuencia del baño vería según la raza que se considere:

-Un Caniche lo podemos bañar cada 15 o 30 días
-Un Pastor Alemán cada dos o tres meses
-Un Beagle con dos o tres baños al año es suficiente

Sin embargo, los perros que conviven con nosotros, deben ser bañados con mayor frecuencia por motivos de higiene.
Lavar al perro no sólo ayuda a mantener el pelo y la piel limpios y saludables, sino que además ayuda a que la convivencia con nuestra mascota sea más agradable.

Fuente: Contenido del curso de Peluquería y Estética Canina de CCC

¿Cómo se deben limpiar los dientes de los perros?

Hay que sostener con firmeza el hocico con una mano, manteniendo con la misma el labio, levantando y ligeramente estrirando por encima de la encía; con la otra mano coge el scaler y, echando ligeramente hacia atrás de la encía, colócalo entre  encía y sarro, manteniendo la hoja adherente y paralela al diente;  luego con gesto firme y decidido, desprende el depósito de caliza moviendo el sacler en sentido vertical.

Hoy en día, existen “dentífricos” para perros. La limpieza de los dientes es importante, de la misma forma que los para nosotros. El sarro estropea los dientes y produce mal aliento, además de causar gengivitis.

Las caries provocan inflamaciones, dolor y caída de los dientes. Si hay poco sarro, con un cepillado de dientes semanal es sufiiciente, con pasta o con un poco de bicarbonato sódico y unas gotas de limón,o bien extender sobre las encías tintura de propóleos.

Si está muy avanzado, será necesario utilizar instrumentos como las curetas para “rascar” el sarro. El sarro reuce la adherencia de la encía al diente.

Fuente: Contenido del curso de Peluquería y Estética canina de CCC