Llama al 902202122

Poner límites a los más pequeños

Los niños pequeños ponen a prueba nuestros nervios porque están explorando los límites en todos los aspectos del mundo que les rodea. Cada día, poco a poco, van aprendiendo nuevas habilidades y superando nuevos retos, y se sienten ansiosos y excitados ante la posibilidad de usar esos talentos. Es cierto que en ocasiones nos resulta difícil educar a los niños, pero es necesario establecer ciertas normas y limites desde que son pequeños, ya que esto puede evitar ciertos problemas de cara al futuro.

Ente algunos aspectos importantes que hay que tener muy presentes a la hora de educar a un niño, podemos destacar los siguientes:

  1. Ser coherentes. Si los padres establecen ciertas normas que finalmente no las cumplen, los niños tenderán a no respetar dichas normas. Además, los niños suelen imitar a los padres, por lo que es necesario que la conducta y comportamiento de estos sea bueno y un ejemplo a seguir para ellos.
  2. Eliminar tentaciones. Los niños pequeños son curiosos por naturaleza, por lo que siempre es buena idea intentar eliminar las tentaciones cuando sea posible. Importante: Aspectos como los medicamentos o los productos de limpieza es de vital importancia que se guarden fuera del alcance de los niños.
  3. Distracciones. En caso de que el niño se dirija a un objeto peligroso con el cual puede hacerse daño, es necesario explicarles que ese objeto no puede usar, y distraerle con otro con el que si sea adecuado para él. Es importante no pegar ni abofetear al niño, ya que a esta edad los niños no pueden establecer una conexión entre el comportamiento y el castigo físico.
  4. Castigos. Si considera necesario tomar alguna medida para disciplinar y educar al niño, es necesario explicar el porqué se van a tomar dichas medidas contra él,  ya que un niño puede no entender el motivo por el que se le está castigando. Por lo general, 1 minuto por cada año de edad es una buena norma para estas sanciones, especialmente para el castigo de quedarse un rato en silencio y sin jugar para que se calme.
  5. Evitar las pataletas. Incluso los niños que mejor se portan tienen alguna pataleta de vez en cuando. Esto suele suceder ya que los niños pueden entender más de lo que pueden expresar y a menudo se sienten frustrados por no poder expresar sus necesidades. Otro motivo puede ser que los niños no sean capaz de hacer algo que quieren realizar o alcanzar. Es muy importante tratar de evitar desde un principio que los pequeños lleguen a una situación así.
  6. Cuando estallan las pataletas. Cuando se llega a este tipo de situación, es muy importante mantenerse frio y no complicar las cosas con su propia frustración. Es muy importante tratar de entender qué le pasa al niño.

¿Te ha parecido interesante? Si lo que realmente te gusta son los niños, fórmate en el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil de CCC, donde aprenderás todo lo necesario para trabajar en guarderías y Centros infantiles. Para más información: http://goo.gl/rivQJB

Fuente: kidsHealth

niños

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>